Minimalismo y Desarrollo Humano.

En primer lugar te preguntarás por qué “Ser MINIMAL”.

¿Qué significa el Ser Minimal?

Minimal significa mínimo, viene de Minimalismo:

Según Wikipédia el término minimalismo, en su ámbito más general, es la tendencia a reducir a lo esencial, a despojar de elementos sobrantes. La frase que resume la filosofía minimalista es la famosa «menos es más», atribuida al arquitecto moderno Mies Van der Rohe. Es la traducción del término inglés minimalism, puesto que surge en los Estados Unidos a comienzos de la década de 1960, continuando la tradición geométrica estadounidense y reaccionando contra el abusivo predominio de las corrientes realistas y el arte pop por parte de museos y coleccionistas…

El minimalismo queda más claro si se explica que minimalismo en realidad quiere decir minimismo. El término inglés «minimal» (equivalente al español mínimo) fue utilizado por primera vez por el filósofo británico Richard Wollheim en 1965 para referirse a las pinturas de Ad Reinhardt y a otros objetos de muy alto contenido intelectual pero de bajo contenido de manufactura, como los «ready-made» de Marcel Duchamp. El término también se aplica a los grupos o individuos que practican el ascetismo y que reducen sus pertenencias físicas y necesidades al mínimo.

También tiene sus expresiones en el diseño, la arquitectura, en la música (en la década de 1970 las obras de Steve Reich y Philip Glass entre otros) y como se ha mencionado en el arte.

En mi caso el Ser Minimal representa la parte nuestra (El Ser) que busca la esencia descartando lo superfluo. Implica una vida sencilla, simple, despojada de todo aquello que sobra en todos los aspectos, alimentación, vivienda, consumo, pensamientos, palabras, emociones, creencias etcétera.

¿Y qué significa Desarrollo Humano?

En general desarrollo humano se refiere al proceso en el cual una nación o región geográfica invierte un porcentaje de sus recursos económicos en el mejoramiento de las condiciones de vida de los ciudadanos. Generalmente se produce a través de la creación de las condiciones para que las necesidades fundamentales de la población sean satisfechas y sus derechos humanos básicos respetados.

Este concepto puede entenderse como una medida de la calidad de vida del ser humano en una nación o sociedad determinada, que se aleja de las consideraciones puramente económicas como son la medición del PBI (Producto Interno Bruto), por ejemplo.
Fue propuesto con esos fines por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, entidad internacional y multilateral encargada de medirlo, a través del Índice de Desarrollo Humano (IDH) y su Informe Anual Mundial sobre el tema.
El PNUD define el Desarrollo humano como “el proceso de expansión de las capacidades de las personas que amplían sus opciones y oportunidades”. A dicho proceso lo componen el desarrollo social, el desarrollo económico y el desarrollo sostenible.

Sin embargo, mi visión del Desarrollo Humano implica ir un poco más allá, se refiere al desarrollo de la humanidad a partir del desarrollo personal que redunda en el del conjunto.

Significa trabajar en los componentes del Ser en cada una de las dimensiones de la Vida:

Componentes del Ser:
Cuerpo físico
Energético
Emocional
Mental
Espiritual

Dimensiones:
Familiar
Afectiva: amor, sexo, relaciones.
Social: grupos de pertenencia, amistades,
Ocio – Laboral,
Económica. Abundancia material.

Es el proceso por el cual se identifican los bloqueos en los distintos componentes y se sanan a fin de optimizar las distintas dimensiones de la existencia.

¿Y por qué empoderamiento?

Porque hoy vivimos un momento histórico de mucha incertidumbre, de mucho estrés, indefiniciones, opiniones contradictorias, fake news, sobre informados y desinflamados.

Se vive un “estado de alarma”, de miedo y cuando hay miedo se suele entregar el poder personal a otros, le cedemos el poder de decidir sobre nosotros a otras personas: políticos, médicos, fuerzas de seguridad etc.

Por eso estas importante empoderarse y ser autoreferente y para ello debemos utilizar todos nuestros recursos. No hace falta haber ido a la Universidad de Medicina para saber qué cosas te hacen mal y para aprender a cuidar de tu salud.

No hace falta haber ido a Ciencia Políticas para saber cuáles son nuestros derechos y qué cosas son injustas.

Es preciso, más que nunca que cada uno de nosotros utilicemos todo nuestro potencial en ser AUTOREFERENTES, en ser celosos al momento de entregar el poder a otro.

Es momento de investigar, usar nuestro sentido común, inteligencia y percepción sensorial y extrasensorial.

¿Cómo saber si estamos empoderados ?

¿Estoy viviendo la vida que quiero vivir?
¿Tengo Salud y bienestar?
¿Soy responsable y creador de mi vida?
¿Vivo en un estado de Paz, Amor y felicidad?

Partiendo de la base de que TODOS nos merecemos tener esto.

¿Estoy viviendo la vida que quiero vivir?
¿Siento que estoy haciendo la vida que quiero hacer o sobrevivo como puedo?
¿Estoy desarrollando mis virtudes?, ¿ Amo lo que hago cada día?
¿Tengo relaciones tóxicas o son las que que elijo?
Vivo mis sueños o sueño una vida?
¿Tengo Salud y bienestar?
Tengo un buen nivel de energía diariamente ?
Tengo enfermedades y dolencias ?
Tengo adicciones?
Vivo estresado o preocupado?
Vivo naturalmente?
¿Soy responsable y creador de mi vida?
¿Me siento responsable de mi vida o siento que soy víctima de lo que me toca vivir?
¿Siento que tomo mis propias decisiones o me dejo arrastrar por la opinión de otros o por los mandatos familiares y sociales?
¿Atraigo hacia mi todo lo que necesito? ¿Qué tanto esfuerzo tengo que hacer para lograr todo aquello que necesito?
¿Vivo en un estado de Paz, Amor y felicidad?
¿Siento paz en mi día a día o vivo estresado, en tensión o preocupado?
¿Duermo bien cada noche y me despierto descansado?
¿Necesito tomar medicamentos para dormir o para estar tranquilo durante el día?
¿Me siento querido y quiero a quienes me rodean?
¿Siento un estado de felicidad interna a pesar de las dificultades de la vida o los problemas?

Entonces, ¿qué tan empoderado estoy?

Si estoy viviendo la vida que quiero vivir, no necesito seguir o envidiar a nadie.
Si tengo salud y sé cuidarla y mantenerla no le entrego mi poder a otros)
Si me hago cargo de mi vida, no soy víctima de nadie y puedo decidir por mi mismo qué cambiar, cómo y cuándo.
Si vivo en un estado de Paz, Amor y felicidad no necesito consumir por carencias o vivir una vida infeliz, depresiva o sin sentido.

Espero que te hagas estas preguntas cada tanto, no una, varias veces y cada año o cada vez que sientas que algo no anda bien en tu vida.

Abrazo de poder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *