Empoderamiento ciudadano: Que nada ni nadie nos divida.

Reflexiones de Empoderamiento#1

La frase: “Divide y reinarás” que muchos atribuyen a Filipo de Macedonia padre de Alejandro Magno, otros a Julio César (divide y vencerás), y algunos al famoso Machiavello parece ser un reflejo de la estrategia actual del poder.

Precisamente Niccoló dei Machiavelli (Nicolás de Maquiavelo), en su obra “El Príncipe”, dedica un capítulo completo para analizar cuál es la mejor forma de gobernar a las ciudades que, antes de ser ocupadas, se regían por sus propias leyes. El autor concluye que «el único modelo seguro de dominar a una ciudad acostumbrada a vivir libre es destruirla”. Este pensamiento, tradicionalmente se ha sintetizado en el aforismo «Divide y reinarás», el cual, junto con «El fin justifica los medios», mencionados en el mismo texto, se han convertido en paradigmas del ejercicio de la política encaminado a transformar el ejercicio de la representación ciudadana en hegemonía hacia quienes le otorgan ese poder.

Actualmente pareciera que esta situación denominada pandemia COVID-19 establece una línea divisoria entre la gente.

Aparentemente se han formado dos bandos, por un lado los “negacionistas o conspiranoicos” por otro los “borregos”, en torno a su actitud frente a la “historia oficial” y en función de su acatamiento o rebeldía.

Se suele escuchar en algunos espacios: “Todos somos Uno” como un mantra poderoso pero cuando se sale a la calle y se entra en contacto con las personas nuestra mente tiende a separar a desunir, a enjuiciar, a establecer etiquetas.

Si alguien quiere sacar tajada de la sociedad siempre le será más fácil creando separaciones, “pobres o ricos”, “proletarios o burgueses”, “blancos o negros”, “despiertos o dormidos”, y un largo etcétera de todos las formas que te imagines.

Si alguien quiere dominar a las masas, la mesa esta servida, mientras nos peleamos por las migas alguien se come el plato más delicioso.

Mientras los ciudadanos estemos desunidos por el grado de aceptación o rechazo a las medidas establecidas por las autoridades solo seremos víctimas de cualquier grupo de poder que quiera dominarnos.

No es momento de desunir, es momento de reunirnos, nadie tiene la verdad absoluta ni aquellos que piensan que todo es parte de un plan macabro ni quienes acatan a políticos y funcionarios internacionales como si fuesen carmelitas descalzas al servicio de la humanidad.

Es momento de “#empoderamiento ciudadano” de unir las fuerzas de ser un bloque que se una para pedir a aquellos en quienes hemos delegado “el poder” de establecer leyes y reglamentaciones:

  • Que den cuenta de sus actos, que expliquen minuciosamente el sustento de cada una de las decisiones que se toman,
  • Que no nos traten como niños irresponsables o torpes desdichados que no sabemos velar por nuestra salud porque en todo caso gracias a estos “torpes” esos que hoy ordenan han recibido los privilegios con que cuentan.
  • Que fundamenten sus decisiones con la ayuda de las fuerzas civiles, de la inteligencia ciudadana, o no hay cientos de profesionales, científicos y personas de valía disponibles para ser consultados ante un problema nacional?.

Esos que hoy te obligan a cerrar tu negocio o impiden a los niños abrazarse en libertad tienen ese poder porque nosotros se lo hemos dado y tenemos el derecho y ellos el deber de justificar ampliamente y hasta el hartazgo con evidencias reales el por qué de cada medida adoptada.

Esos que hoy les niegan un ingreso básico a miles de personas o que se demoran en pagar los ertes o las mal llamadas “paguitas” son los mismos que cobran todos los meses puntualmente, independientemente de que sean o no beneficiosos los resultados de su gestión.

Esos que piden un sacrificio a quienes les hemos dado el poder, son los mismos que que hoy no ceden ni un centavo en sus remuneraciones, dietas, y beneficios.

Son los mismos que se van a dormir a una cama cómoda luego de una buena cena gracias al voto de miles de personas que hoy no tienen un lecho donde dormir o un plato de comida para compartir con sus familias o que sufren angustias de todo tipo.

No se trata de Borregos o Negacionistas, se trata de empoderarnos de una vez, de pedirle en forma pacífica, dentro de la legalidad, asistidos por las cartas magnas de nuestros pueblos, a quienes les hemos delegado “momentáneamente el poder” que no nos traten como lo que no somos, que nos traten como “el pueblo soberano que somos”, como personas conscientes, poderosas, a quienes ellos deben su posición a quienes deben servir, a quienes deben respetar y destinar su mejor hacer para el beneficio de todos.

Es tiempo de recordarles que están donde están por la ciudadanía aunque ciertas corporaciones hayan financiado sus campañas políticas (práctica que realizan todos y en todo el mundo).

Son de las arcas del Estado nutridas por las tributaciones de surgidas del esfuerzo de todos los ciudadanos de donde salen los sueldos que cobran nuestros funcionarios y es hora de que reconozcan que están al servicio de los ciudadanos.

Mientras estemos enfrentados en la sociedad unos con otros unos pocos deciden a favor de unos pocos.

Es tiempo de despertar, de empoderarse, de marchar unidos, de la mano, sin despreciarnos unos a otros, a pedir que rindan cuentas, que acepten sus errores y que no descansen hasta solucionar mínimamente los problemas originados en sus propias y muchas veces infundadas decisiones.

No podemos esperar que en algún futuro Dios y la Patria os lo demanden, como dicen al jurar un cargo. Debemos y tenemos el derecho de demandar Aquí y Ahora que se nos escuche, se nos respete y se use el Poder que les hemos prestado en favor del conjunto de los ciudadanos.

Por eso nos quieren divididos por que saben que:

“El Pueblo unido jamás será vencido!”

Abrazo enorme y recuerda:

El 13 de Octubre comenzamos la novena edición del curso de “Empoderamiento Individual”, hasta el 15/9/20 te apuntas sin matrícula y con un descuento importante.

Sergio Quiroga Morla

SerMinimal.com

#empoderamientoIndividual

#empoderamientociudadano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *